La figura del autónomo lleva tiempo en el punto de mira en España. ¿La nueva Ley para regular su actividad resuelve realmente sus problemas? En Crédito y Caución hemos hablado con Eduardo Abad Sabaris, Presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), sobre los claroscuros de la nueva Ley de Autónomos.

¿Cuáles son los beneficios que conlleva esta nueva ley para los autónomos? 

Rompe con un importante agravio comparativo. Por ejemplo, ya desde el mes de enero, las personas físicas autónomas pueden deducir en la misma proporción los gastos de manutención que los societarios, en el caso de que tuvieran que comer fuera de su domicilio. Además, la posibilidad de contratación de familiares en las mismas condiciones que cualquier empresa, es un elemento positivo. La conciliación de la vida personal y laboral, las compatibilidades por pluriactividad, el accidente in-itiere… son cuestiones que, sin duda, mejoran la vida del autónomo. Las medidas que bonifican el acceso al mundo del trabajo por cuenta propia también son elementos que optimizan sin duda las condiciones.

¿Cree que la aprobación de la Ley fomentará el debate para la reforma del régimen especial de trabajadores autónomos?

La subcomisión del estudio para la reforma del régimen especial tiene ante sí la oportunidad de poder hacer de nuestro sistema un sistema justo y eficiente, que pueda unir los conceptos anteriormente mencionados con la viabilidad económica. Este sistema tiene que ser capaz de poder responder a los desequilibrios que mantiene desde su creación, hace algo más de 50 años, que carga con el mismo peso contributivo a todos los autónomos, sin tener en cuenta su capacidad económica.

En un futuro a corto-medio plazo, ¿cuáles creen que serán las tendencias normativas a implantar en torno a la figura del trabajador autónomo?

Es necesario mejorar el control que se efectúa a las empresas que optan por una contratación mercantil de sus servicios. La vigilancia del llamado falso autónomo es un claro ejemplo de desorden del sistema. La convergencia en el marco protector dentro del ámbito social y la mejora de las condiciones fiscales, son elementos que tendrán que marcar la agenda política del futuro.

Post relacionados

Post Not Found.

Deja un comentario