Crédito y Caución prevé que la introducción de aranceles a la importación de acero y aluminio por parte de Estados Unidos pueda generar un gran impacto económico y dar lugar a una guerra comercial global a medio plazo. Según la aseguradora de crédito “la Administración de Estados Unidos parece haberse librado de cualquier restricción a futuras acciones proteccionistas. Es por eso que los aranceles de Trump amenazan el comercio”.

La imposición de aranceles al acero y aluminio provocará una diminución de PIB de Estados Unidos, aunque de forma leve, debido a que los beneficios de sus empresas productoras no podrán compensar la caída de producción de las empresas consumidoras, que representan el 40% del PIB. La aseguradora de crédito considera que esta situación será beneficiaria para los productores de Canadá y México, que están a la espera de las renegociaciones del NAFTA. “La verdadera amenaza es que estas medidas sean un preludio de una guerra comercial global, especialmente ahora que los asesores del presidente de Estados Unidos con fuertes convicciones proteccionistas han ganado la mano. Se vislumbra un nuevo entorno comercial”, señala el informe.

En el mercado mundial del acero y el aluminio, China se posiciona en primer lugar. Genera el 50% del acero que se produce de forma anual y consume el 44%. En comparación, la Unión Europea representa el 10% de la producción, Japón el 6%, la India el 6% y Estados Unidos el 5%. Entre los principales países que suministran acero a Estados Unidos no se encuentra China, lo que refleja la existencia de medidas previas para frenar sus importaciones.

China también se posiciona en primer lugar en la producción mundial de aluminio, generando el pasado 2017, el 54% del mismo, seguido de lejos por Rusia, que produjo el 6%, Canadá (6%), India (5%), Emiratos Árabes Unidos (4%) o Australia (3%).  Canadá es la principal fuente de aluminio para Estados Unidos, seguido de Rusia y Emiratos Árabes Unidos. Crédito y Caución prevé que si la Administración estadounidense aplicara un arancel de importación a sus socios comerciales, al aluminio reduciría su precio en Europa y Asia de forma más fácil que en el caso de acero, debido a que los costes de transporte son inferiores.

El informe señala tres incertidumbres clave: “En primer lugar la Administración de Estados Unidos está dispuesta a negociar exenciones con países que no sean Canadá, México y Australia y con empresas individuales. En segundo lugar, se espera que los socios comerciales sujetos al arancel de importación tomen represalias y hayan anticipado varias alternativas. En tercer lugar, aparte de las exenciones y las represalias, es probable que el Gobierno de Estados Unidos proponga medidas proteccionistas más generalizadas. Esto provocará medidas compensatorias adicionales por parte de sus socios comerciales, que podrían terminar en una guerra comercial”.

Post relacionados

23/05/2018

El sector de bienes de consumo duradero se enfrenta a un crecimiento del riesgo crediticio

Crédito y Caución prevé que el sector minorista de bienes de consumo duradero se verá...

0

10/04/2018

Europa avanza hacia nuevos acuerdos comerciales

El último informe difundido por Crédito y Caución analiza el estado de los cinco...

0

23/03/2018

La tendencia descendente de las insolvencias podría revertirse globalmente

Crédito y Caución prevé que la tendencia descendente de las insolvencias podría...

0

23/03/2018

Las insolvencias crecerán en China durante el 2018

Crédito y Caución ha difundido su último informe, centrado en el análisis de la...

0

Deja un comentario