El último informe de Crédito y Caución informa de los efectos que el Brexit ya está provocando sobre el comercio, en un contexto de estancamiento de las negociaciones entre la Unión Europea y Reino Unido. Mientras que el poder adquisitivo de los británicos se ha visto reducido, se ha incrementado la competitividad de sus exportaciones, ambos factores se han producido debido a la depreciación de la libra esterlina de un 14% frente al euro desde junio de 2016. Según las cifras más recientes, se ha producido un crecimiento de las exportaciones de Reino Unido al resto de la Unión Europea del 6,8%, frente a un crecimiento del 0,9% en sentido contrario. La debilidad de la libra ha generado este crecimiento en las exportaciones que registra su nivel más alto desde 2011, marcado también por una fuerte demanda en los mercados de la Unión.

El 48% del comercio externo británico son exportaciones al resto de la Unión Europea. Por otro lado, el Reino Unido recibe el 16% de las exportaciones de la Unión Europea, sin incluir el comercio intracomunitario. El informe difundido por Crédito y Caución asegura que cualquier barrera al comercio, bien sea en forma de aranceles o en tiempos de espera más prolongados en la frontera, puede dar lugar a un gran impacto negativo en el comercio de grandes volúmenes.

Irlanda, Países Bajos y Bélgica se posicionan como las economías más vulnerables en cuanto a su dependencia de las exportaciones del Reino Unido. Por otro lado, Alemania, Francia y España son los mayores exportadores a Reino Unido en cuanto a volumen. Desde finales de 2015 comenzó a descender el crecimiento de las exportaciones al Reino Unido en todos los países, excepto en España, donde esta desaceleración se produjo a mediados del 2016 de forma más brusca. “En 2017, Alemania, España y Francia experimentaron contracciones en sus exportaciones a Reino Unido, y Bélgica se unió a ellas a finales de año” detalla el informe, estas contracciones se concentran en los sectores de productos químicos y automóviles.

La aseguradora de crédito prevé que la libra se estabilice en 2018 y 2019, reduciendo la situación de tensión de los exportadores de la Unión Europea. El informe asegura que el progreso en las negociaciones es fundamental para disminuir la presión a la baja sobre la libra, aumentar las exportaciones al Reino Unido y disminuir las exportaciones del Reino Unido.

Post relacionados

13/11/2018

Las elecciones de medio mandato cambian el panorama económico

Por primera vez en una década, los demócratas han tomado el control de la Cámara de...

0

12/11/2018

Brasil se enfrenta a grandes retos a corto plazo

Brasil cierra un prolongado periodo de incertidumbre política tras la elección de su...

0

06/11/2018

Tres de cada cinco empresas en Europa occidental sufre retraso en sus pagos B2B

Debido al Brexit, a las políticas proteccionistas, impulsadas en su mayoría por Estados...

0

30/10/2018

Polonia se mantiene vulnerable ante las consecuencias del Brexit

Polonia se posiciona como una de las economías más expuestas de Europa del Este ante el...

0

Deja un comentario