Decía Ortega que la gente construye casas para vivir en ellas y funda ciudades para salir de ellas y encontrarse con otros. La esencia de la ciudad es el encuentro y la colaboración humana en la plaza. ¿Cómo serán las ágoras del futuro? ¿Qué impacto tendrá la tecnología en la experiencia de la ciudad? El futuro pasa por la digitalización de todo lo que tenemos a nuestro alrededor, desde nuestros smartphones, electrodomésticos y hogares, hasta nuestras ciudades y países. Como contábamos en nuestro blog, son muchos los esfuerzos que se están haciendo a nivel mundial para impulsar el desarrollo tecnológico a todos los niveles, sin embargo, todos estos avances implican periodos de investigación, en los que es necesario llevar a cabo un gran número de pruebas. Con este objetivo se están construyendo ciudades laboratorio, proyectos muy complejos que integran sistemas e infraestructuras preparadas para el desarrollo de las últimas tecnologías.

Las  ciudades tecnológicas se plantean como grandes laboratorios en los que poder testar los últimos avances: la única forma de testar el funcionamiento real de la Inteligencia Artificial conectada es desarrollar una comunicación real entre personas, edificios y vehículos, a través de datos y sensores. Toyota ha anunciado la construcción de una de estas ciudades en Japón desde cero. Woven City se apoyará en tres pilares fundamentales: la tecnología, la sostenibilidad y la inteligencia artificial. En este espacio, todas las casas y edificios serán inteligentes, y los transportes se desplazarán de forma autónoma. Los 2.000 habitantes, empleados de Toyota e investigadores invitados, tendrán la oportunidad de probar nuevas tecnologías: máquinas autónomas, robots, nuevos sistemas de movilidad o domótica en su día a día.

Google también está apostando por un proyecto similar con la construcción de una ciudad inteligente en Canadá. El proyecto, previsto para 2022, plantea una recopilación masiva de datos a través de diferentes sensores que permitan redefinir hogares, oficinas, comercios y fábricas desde una perspectiva ecológica. Es pronto para saber si otras empresas apostarán por invertir en proyectos similares para testar sus avances tecnológicos. Estos núcleos, urbanos y tecnológicos, serán una realidad muy pronto. De estos laboratorios saldrán, con toda probabilidad, muchas de las aplicaciones tecnológicas que marcarán el día a día en las ciudades del futuro.

Post relacionados

05/05/2020

El comercio online ante la nueva normalidad

La crisis del coronavirus ha obligado a casi todos los comercios a cerrar durante, al...

0

27/04/2020

Seguridad e higiene: nueva asignatura para la empresa en tiempos de COVID-19

El día a día en las empresas está condicionado desde hace semanas por el covid19....

0

22/04/2020

Edge Computing, ¿qué es y que puede aportar a las empresas?

Nuestros smartphones, smartwatches, ordenadores, tablets y demás dispositivos...

0

14/04/2020

El reto de teletrabajar eficazmente

El mundo no será el mismo después de la pandemia del coronavirus. Uno de los grandes...

3

Deja un comentario