Crédito y Caución ha difundido su último informe, en el que señala que el sector de la construcción mantiene cimientos inestables en alguno de los mercados de nuestro entorno. Esto depende en cada mercado del crecimiento económico del país y de la confianza de los inversores, empresas y consumidores. La fuerte competencia, los márgenes estrechos, la morosidad de los compradores públicos y los elevados niveles de fracaso empresarial evidencian el desgaste del sector incluso en aquellos mercados donde el crecimiento de la construcción ha sido sólido.

En España, la aseguradora de crédito líder prevé que el sector de la construcción crecerá un 3%. Los bajos tipos de interés y el crecimiento del empleo impulsará el mercado inmobiliario, que beneficiará a su vez la edificación residencial. Por otro lado, la construcción comercial también experimentará un crecimiento, marcado por la demanda minorista y por la entrada de nuevos inversores. Sin embargo, la construcción pública y la ingeniería civil se mantendrá con un bajo crecimiento, debido a los objetivos de reducción del déficit fiscal. El sector sufre frecuentes y prolongados retrasos en los pagos, a lo que se suma el alto apalancamiento de las muchas empresas de construcción en España.

En Francia, Crédito y Caución prevé una caída de la construcción residencial, un mayor ajuste de los márgenes comerciales y un crecimiento de los niveles de insolvencia, por lo que el sector afronta grandes problemas de liquidez. En Italia el informe prevé un aumento importante de los impagos, que se mantiene desde 2017 en crecimiento. En 2018, algunas empresas constructoras italianas afrontaron graves crisis de liquidez, que afectaron a un gran número de subcontratistas y proveedores. En Alemania, el mal comportamiento en pagos del sector público sigue siendo un problema que tensiona la liquidez de sus proveedores, especialmente de las empresas más pequeñas. En Reino Unido la incertidumbre sobre el Brexit marcará un año complicado para el sector. Más del 60% de los materiales de construcción se importan de la Unión Europea, por lo que el sector se verá afectado también por cualquier aumento en los aranceles o la limitación de las importaciones. Por último, en Estados Unidos, el crecimiento de la construcción se ralentizará en 2019, manteniendo niveles de impagos estables en el sector.

Post relacionados

16/07/2019

La contracción de Argentina continuará durante el 2019

La contracción económica en Argentina, impulsada por la crisis monetaria y el elevado...

0

08/07/2019

Italia se enfrenta a un incremento de las insolvencias empresariales

La creciente debilidad del consumo privado, la contracción de las inversiones y el...

0

03/07/2019

España seguirá registrando un elevado nivel de insolvencias en 2019

Durante el 2019 y 2020, España afrontará una moderación de su sólido crecimiento...

0

02/07/2019

El nuevo Parlamento Europeo no dará lugar a grandes cambios comerciales

A pesar de que en las últimas elecciones europeas los partidos euroescépticos han...

0

Deja un comentario