c

Cyclima

20/04/2017

Crédito y Caución aborda la incertidumbre en la economía de Turquía

La incertidumbre generada en Turquía hace que su entorno empresarial esté atravesando una situación complicada. Dicha situación, desde verano del 2016, ha provocado un deterioro en el comportamiento de pagos en la mayoría de las empresas turcas, según un estudio elaborado por la aseguradora líder en España Crédito y Caución.

Varios factores, como que el PIB turco se desacelerara hasta el 2,9% el pasado año, que el desempleo alcanzara la tasa más alta en los últimos siete años, que la inflación ascendiera de forma considerada hasta superar el 11% o que la inversión extranjera directa, así como la llegada de turistas, registraran retrocesos, han determinado que la economía en Turquía se caracterice por ser bastante sensible.

Además, no pueden pasarse por alto la amenaza terrorista, las consecuencias de la guerra en Siria y el calendario electoral previsto para el segundo semestre, pues estarán presentes en la incertidumbre de Turquía a lo largo de este año.

Todo ello trae unos efectos negativos para la mayoría de los sectores productivos de la región. Y es que la desconfianza de los consumidores, una menor inversión, el incremento de desempleo, el aumento de la volatilidad de tipo de cambio, la gran inflación o la restricción del crédito financiero han provocado que los plazos de pago de las empresas sean más amplios, además de que la morosidad registra una subida. Tal es así que tanto el valor de los créditos impagados, así como el número de insolvencias empresariales han ido ascendiendo. Asimismo, habría que destacar otro dato relevante del informe de Crédito y Caución, ya que el 80% de las nuevas compañías están fracasando en los primeros tres años de vida después de su puesta en marcha.

Share on Google+1Share on Facebook0Share on LinkedIn16Tweet about this on Twitter
estambul turquia