El último Barómetro de Prácticas de Pago difundido por Crédito y Caución arroja una conclusión muy a tener en cuenta de cara a la economía de Asia Pacífico: Nueve de cada 10 empresas de Asia Pacífico experimentaron en el último año retrasos en el pago de facturas de sus clientes B2B.

La preocupación acerca del incremento del Periodo Medio de Cobro ha crecido significativamente entre los proveedores de la región, a pesar de que, con el objetivo de cubrirse frente al aumento de la morosidad, un tercio de las empresas de Asia Pacífico haya decidido tomar medidas correctoras de sus flujos de caja.

Las previsiones señalan que el PIB de Asia crecerá un 5,8% en 2017, aun teniendo en cuenta  la desaceleración de la economía china. India se sitúa al frente del crecimiento global de la región, mientras que economías como la de Singapur o Indonesia muestran cierta debilidad que las hace vulnerables al entorno.

Entrando más a fondo en el estudio realizado por Crédito y Caución, la insuficiente disponibilidad de fondos, detectada en el 44% de las empresas de Asia Pacífico, es el principal motivo del retraso en los pagos de los clientes domésticos. De hecho, el 45% del valor total de las facturas B2B entran en morosidad en la región.

Si nos fijamos en los clientes extranjeros, la razón del retraso en los pagos es la complejidad del procedimiento de los mismos. La tasa promedio de impago en las operaciones B2B se sitúa en el 2,1%. Las principales razones son la quiebra (47%) la antigüedad excesiva de la deuda (36%) y la imposibilidad para localizar al cliente (35%).

Andreas Tesch, Chief Market Officer de Atradius, explica que “en 2018 se prevé que el PIB global crezca un 3.0%. A pesar de esta perspectiva positiva para la economía global, es esencial resaltar que el crecimiento del proteccionismo, la presión monetaria, y la evolución en curso de la economía china puede incrementar la incertidumbre que afrontan las empresas. Esto podría oscurecer las previsiones globales de insolvencia, debilitar la confianza de las empresas, la inversión y el gasto de consumo. Con esto en mente, el principal objetivo de cualquier empresa debe ser la protección del flujo de caja”.

Post relacionados

29/11/2017

Mejoras en las previsiones en Irlanda y Países Bajos

Crédito y Caución ha registrado mejoras en Países Bajos e Irlanda. Estas mejoras...

0

29/11/2017

El sector del catering en España sufre de mala salud financiera

El sector del catering se rodea de dudas acerca de su rentabilidad. A pesar de que la...

0

28/11/2017

España se sitúa como uno de los estados europeos más insolventes de cara al 2018

España presenta un nivel de insolvencia cuatro veces superior al registrado hace diez...

0

14/11/2017

Crédito y Caución detecta turbulencias en el sector de la Construcción alemán

Crédito y Caución registra un alto nivel de impago en el sector de la Construcción en...

0

Deja un comentario