Crédito y Caución ha difundido su último Barómetro de Prácticas de Pago en el que ha determinado que el 65% de las empresas españolas se ha visto afectada negativamente por la morosidad en los últimos doce meses. Ante esta situación, el 22% de las empresas ha reaccionado posponiendo o incumpliendo los pagos con sus propios proveedores. Además, el 20% de estas empresas han perdido ingresos a causa de los retrasos en pagos de sus clientes.

En cuanto al comercio interno, el 33% de las empresas restringe el crédito a sus clientes debido al elevado riesgo del entorno económico. También un 33% lo limita en aquellos clientes que se comportan de forma deficiente en cuanto a sus pagos. Respecto al comercio internacional, la falta de información sobre el cliente o el nivel de riesgo económico y político son los motivos principales de las restricciones. En ambos casos, las empresas españolas otorgan crédito comercial a sus clientes con el objetivo de crecer, de establecer relaciones a largo plazo y de atraer nuevos clientes.

El 88% de las empresas españolas se enfrenta a casos de morosidad con sus clientes. Destaca una mayor frecuencia de retraso en los pagos entre clientes nacionales. La proporción de facturas en mora alcanza el 44%. Los sectores de construcción y bienes de consumo duradero presentan los retrasos más prolongados. Entre las causes principales de la morosidad de los clientes nacionales destaca la insuficiente disponibilidad de fondos y la financiación a costa del proveedor. En el caso del comercio extranjero, las principales causas son la complejidad del procedimiento de pagos y las ineficiencias del sistema bancario.

La tasa de impago alcanza el 1,5%, una cifra que supera el promedio de Europa Occidental (1,3%). Los sectores de productos químicos, construcción, bienes de consumo duradero y servicios son aquellos en los que se originan cuentas incobrables de forma más frecuente. Un 48% de las empresas, casi la mitad, registraron impagos debido a la quiebra del cliente.

En cuanto a los riesgos comerciales a los que se enfrentan las empresas españolas, un 36% considera que la evolución negativa del proteccionismo de Estados Unidos es el mayor riesgo potencial, mientras que un 30% considera que es un riesgo significativo, pero no el más importante. Para el 26% de las empresas, el aterrizaje forzoso de China es el riesgo más alarmante.

Post relacionados

23/04/2019

El e-commerce será uno de los sectores más desafiantes en términos de vigilancia de riesgos de impagos

La falta de capacidad para adaptarse al nuevo entorno cambiante puede dar lugar a un...

0

11/04/2019

India afronta un importante crecimiento económico en 2019 y 2020

Crédito y Caución ha analizado la situación económica y comercial de India,...

0

04/04/2019

Corea del Sur se enfrenta a un periodo de vulnerabilidad e incertidumbre económica

Según el último informe de Crédito y Caución, el crecimiento económico de Corea del...

0

19/03/2019

Canadá se enfrenta a un periodo de estabilización de las insolvencias

Canadá afrontará una estabilización de sus niveles de insolvencia y una ralentización...

0

Deja un comentario