El crecimiento del PIB en Europa del Este se ralentizará ocho décimas en 2019, situándose en el 2,6%, según los últimos datos difundidos por Crédito y Caución, dando lugar a un repunte de las quiebras empresariales. Muchas economías de la zona se están viendo presionadas por las tensiones comerciales a nivel mundial, el crecimiento de la incertidumbre respecto al conflicto entre China y Estados Unidos o el riesgo de un posible Brexit sin acuerdo. Esta situación provocará una fuerte inflexión en las tendencias de las insolvencias en la región, dejando atrás una disminución del 5% en 2018 y dando paso a un incremento del 2% en 2019. Según los datos del Barómetro de Prácticas de Pago en la región, el 24% de la facturación de la zona continuaba impagado en la fecha de vencimiento.

La aseguradora de crédito líder en España plantea que la disminución de las perspectivas de crecimiento en la zona afecte negativamente al comportamiento de las insolvencias. Actualmente, Turquía, Polonia y Rumanía registran los niveles más altos de quiebras en la región. El sector manufacturero es el más expuesto, debido a su alta integración en la cadena de valor global.

Los flujos de caja se ven muy afectados por los impagos de los clientes, lo que implica la necesidad de compensar los déficits de liquidez para poder desarrollar operaciones comerciales. Si a corto y medio plazo el acceso a la financiación resulta más complicado, las empresas tendrán que compensar el aumento de los costes reduciendo la inversión en el crecimiento de los negocios, así como de la fuerza laboral, lo que se traduce en despidos y congelación de contrataciones.

La economía mundial se encuentra en una fase de crecimiento más lento. Esta situación se debe, en parte, a las crecientes tensiones geopolíticas y a las continuas incertidumbres. Crédito y Caución prevé que esta situación debilitará el crecimiento en muchos países de Europa del Este, lo que a su vez generará un incremento de las perspectivas de insolvencia. En este contexto, la gestión estratégica del riesgo de impagos por parte de los clientes será fundamental a la hora de evitar graves problemas de flujos de caja y mejorar el camino hacia un crecimiento empresarial seguro y sostenible.

Post relacionados

23/10/2019

El crecimiento de Marruecos se ralentizará durante el 2019

Según los últimos datos difundidos por Crédito y Caución, el crecimiento de la...

0

21/10/2019

Arabia Saudí no se recuperará en 2019 y 2020

Arabia Saudí afronta de un periodo de modesta recuperación de su crecimiento tras la...

0

02/10/2019

Irán afrontará una etapa económica de resistencia

La economía de Irán se enfrenta a una etapa de resistencia, marcada por la...

0

01/10/2019

La automoción se enfrenta a un periodo de incertidumbre en los próximos cinco años

Según los últimos datos de Crédito y Caución, el incremento de la morosidad y los...

0

Deja un comentario