Hace tan sólo diez años, una vida de lujo implicaba disfrutar de un gran número de posesiones y propiedades de alto valor económico: casas, coches, joyas… Sin embargo, en los últimos años, los Millennials han acabado por completo con este concepto de lujo y riqueza, enfocando sus sueños y objetivos a la vivencia de experiencias enriquecedoras.

Las generaciones más jóvenes ya no ahorran para poder tener su primer coche, o para poder comprar su primera vivienda, ahora lo hacen para vivir experiencias de calidad, viajar, descubrir lugares nuevos y conocer diferentes culturas. Ante este significativo cambio de mentalidad, enfocado al consumo de servicios de calidad y a la vivencia de experiencias, más que a la adquisición de productos, las empresas se han visto obligadas a adaptarse a nuevos tipos de demanda.

En el ámbito del turismo, los hoteles o restaurantes de lujo ya no resultan tan atractivos para los Millennials, que prefieren dormir o comer en lugares autóctonos, rodeados de la realidad nativa de cada lugar que visitan. Esta nueva tendencia está poniendo de moda lugares como Tailandia, Camboya, Vietnam, Bali, Marruecos o India, dejando en un segundo plano a los destinos más clásicos del mundo occidental.

Para un Millennial, un exclusivo anillo de diamantes ya no tiene ningún valor, y las empresas lo saben. Esta nueva generación demanda servicios y experiencias de calidad, y está decidida a invertir su dinero en ello. Para ellos es mejor alquilar que comprar, comprar de segunda mano, o vender después de comprar. Los Millennials no compran música, no adquieren películas; usan muebles de segunda mano, se desprenden de los que ya no necesitan o alquilan un vehículo sólo cuando lo requieren (carsharing).

Este es el motivo por el cual, en los últimos años, se ha producido un importante repunte de las empresas de alquiler y de las empresas de compraventa de segunda mano, enfocadas a cubrir una necesidad puntual, y muy alejadas de los hábitos de compra “masiva” a la que estaban acostumbradas generaciones pasadas.

Post relacionados

10/07/2019

La nueva era de las marcas blancas

Hace algunos años identificábamos las marcas blancas con aquellos productos de menor...

0

13/06/2019

Del URL al IRL: El regreso de la tienda física

La expansión del comercio online en la última década, gracias al avance de las nuevas...

0

06/06/2019

Twitter, la red social de referencia para los CEOs

Las empresas son cada vez más conscientes de la importancia que tienen las redes...

0

21/05/2019

“Tasa Google”: cada vez más cerca de las grandes tecnológicas

La Tasa Google o el impuesto a las grandes tecnológicas sigue dando de qué hablar....

0

Deja un comentario