Crédito y Caución alerta sobre un posible incremento significativo del riesgo de impago en Sudáfrica. Esta economía depende, en la actualidad, de la exportación de productos básicos, que muestra una importante vulnerabilidad ante la desaceleración de la economía a nivel mundial. Por un lado, las insolvencias empresariales están incrementándose al 30% interanual, mientras que las liquidaciones de empresas lo están haciendo al 53%. Ante esta situación, se espera que las insolvencias y liquidaciones de las empresas aumenten aún más en 2019, a causa del débil desempeño de las industrias minera y manufacturera y a causa de las dificultades de los sectores relacionados con el consumo para hacer frente al menor gasto por parte de los hogares.

Para España, Sudáfrica es uno de los mercados estratégicos para la exportación, pero registra un crecimiento económico débil. Durante el primer trimestre de 2019, el PIB se contrajo un 3,2% intertrimestral, registrando la mayor caída desde la crisis financiera de 2008. Los costes temporales de energía, el reforzamiento de las regulaciones del mercado laboral y la disminución de las inversiones están afectando negativamente el rendimiento de las empresas mineras y manufactureras. A pesar de ello, Crédito y Caución prevé que los indicadores de confianza mejoren gradualmente en el segundo semestre de 2019, y que el crecimiento económico mantenga su moderación en 2019 y 2020.

Es necesaria una mejora significativa de la administración en las empresas estatales, que se enfrentan a garantías públicas por el 9% del PIB. El informe difundido por la aseguradora de crédito destaca especialmente la situación de la empresa estatal de energía, que representa el 90% de la generación de electricidad en Sudáfrica y mantiene una deuda de 30.000 millones de dólares. El déficit presupuestario de Sudáfrica se incrementará en 2019 y 2020, en parte debido a la falta de apoyo a la capacidad de pagos de empresas estatales. Está situación supondrá una presión adicional sobre la deuda pública, que ha crecido del 26% al 57% en la última década. El hecho de que más del 90% esté denominada en moneda local mitiga el riesgo de tipo de cambio. A pesar de ello, la mayoría se encuentra en manos de no residentes, lo que la hace vulnerable a una posible rebaja de las calificaciones crediticias.

Post relacionados

23/10/2019

El crecimiento de Marruecos se ralentizará durante el 2019

Según los últimos datos difundidos por Crédito y Caución, el crecimiento de la...

0

21/10/2019

Arabia Saudí no se recuperará en 2019 y 2020

Arabia Saudí afronta de un periodo de modesta recuperación de su crecimiento tras la...

0

08/10/2019

Europa del Este se enfrenta a un repunte de las quiebras empresariales

El crecimiento del PIB en Europa del Este se ralentizará ocho décimas en 2019,...

0

02/10/2019

Irán afrontará una etapa económica de resistencia

La economía de Irán se enfrenta a una etapa de resistencia, marcada por la...

0

Deja un comentario