t

Twecos

24/01/2017

#Twecos: Joan Miquel Piqué

“El cambio es constante, por lo que debemos incorporarlo como una variable más en nuestra toma de decisiones”. Joan Miquel Piqué, economista, Profesor de Economía y Estrategia de EADA Business School, analiza de forma minuciosa cómo evolucionará la economía española en 2017. Entrevista realizada por Javier Labiano.

¿Cómo cree que evolucionará la economía española en 2017?

Deberíamos estar en pleno proceso de transformación de nuestra estructura económica, dado que el modelo de los últimos 20 años no va a funcionar en las próximas décadas. Sería un error pensar que la vuelta al crecimiento económico que estamos experimentando en España a lo largo de los últimos trimestres significa que la economía ya vuelve a estar en buena forma. Necesitamos mejorar la productividad, la innovación, hacer crecer nuevos sectores que actúen como motor económico en sustitución de los sectores más tradicionales o coyunturales.

Posiblemente, el 2016 reflejará un crecimiento del PIB superior al 3%, y las previsiones para 2017 parece que también avanzan un crecimiento importante, aunque algo menor. Las condiciones macroeconómicas y productivas en la mayoría de economías del mundo no variarán substancialmente, con lo cual la evolución estará marcada por los numerosos frentes geopolíticos que tenemos planteados.

De todas formas, ¿cree que, realmente, éste será el año de la recuperación?

Recuperación es una palabra engañosa, que parece significar que dejamos atrás los problemas. Ciertamente, la demanda interna está mejorando, y la contribución de las exportaciones también es importante, pero la Unión Europea reclama un ajuste duro para controlar los niveles de déficit público y deuda.

Recuperación puede hacer pensar que volveremos a las condiciones pre-crisis, pero eso no va a suceder; el nuevo escenario económico no tiene nada que ver con el que teníamos hace 10 años. Estamos, o deberíamos estar, en proceso de creación de nuestra nueva economía, y esto no va a ser fácil, aunque podamos mantener un cierto nivel de crecimiento y de reducción de los niveles de desempleo.

Teniendo en cuenta este panorama que describe, ¿cuáles serán los grandes retos económicos y financieros para España en el plano internacional?

Ante todo, debemos equilibrar de nuevo nuestro sector público, reducir progresivamente los niveles de déficit y deuda, que en la situación actual no son sostenibles. En el mismo nivel de importancia, la economía debe volver a generar empleo para poder reducir los niveles de paro, que son los más elevados de todos los países desarrollados. No es sostenible un país con más de 4 millones de personas buscando un puesto de trabajo.

Y en términos productivos, nuestras empresas deben trabajar para estar preparadas no tan solo para el mercado local, sino para el mercado europeo y global. Equilibrio público, equilibrio laboral y social, y equilibrio productivo. Y en paralelo, nuestro sistema financiero debe continuar mejorando, no tan solo para dejar atrás los problemas de la crisis y el rescate, sino también para reinventarse en un contexto que, como decíamos, no tiene nada que ver con el de hace 10 años, y en el cual tienen que recuperar la confianza de una población que sigue sin perdonar los excesos y las prácticas que se llevaron a cabo.

Usted es especialista en estrategia y cambio empresarial. ¿En qué aspectos deben profundizar las empresas españolas?

A veces se dice que ya es imposible hacer estrategia, porque las condiciones cambian demasiado rápido. Ciertamente vivimos en el llamado entorno VUCA (Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo), y esta incertidumbre ya forma parte de nuestro día a día como un elemento más de la realidad a la que nos tenemos que enfrentar. Pero es muy importante que las empresas fijen objetivos, metas, resultados, y que sean persistentes más allá de las condiciones de cada momento.

El cambio empresarial ya no es algo que deba abordarse cada cierto tiempo; hoy, el cambio es constante, y por tanto todos debemos incorporarlo como una variable más en nuestra toma de decisiones. Ya no queda prácticamente nada estático.

¿Cómo evolucionará, a su juicio, el proceso de internacionalización de las compañías españolas en 2017?

Hay empresas muy competitivas a nivel internacional, empresas que exportan, que se internacionalizan, que tienen muy buenos resultados. El valor de las exportaciones españolas ha crecido notablemente durante los últimos años; hoy, España ya exporta aproximadamente el 25% de todo lo que produce. Pero como decíamos, los escenarios económicos cambian constantemente, y por tanto nuestras empresas deben estar preparadas para mantener continuamente sus niveles de competitividad en todos los mercados donde operen.

Asia, Latinoamérica, e incluso Europa, son sustancialmente distintos de hace tan solo 5 años, igual que también han cambiado mucho los clientes y competidores, y más allá de las grandes locomotoras de la exportación y la internacionalización española (los grupos textiles, los grandes operadores de infraestructuras, etc.) existe todo un tejido de pymes que también debe ser muy competitivo.

¿Qué papel jugarán en la consolidación económica los nuevos modelos de negocio y las start-ups?

Es fundamental que nazcan y crezcan nuevas empresas que incorporen en su ADN las nuevas condiciones. Lamentablemente, una parte muy importante de la transformación productiva que debemos llevar a cabo, a la que me refería anteriormente, no se podrá producir a partir del tejido económico existente; deberán desaparecer algunas actividades, y a la vez deberán aparecer actividades nuevas, adaptadas a los nuevos tiempos.

Una parte de este proceso se producirá por la plena integración de la tecnología a la cadena de valor industrial y terciaria (ya tenemos ejemplos notorios, como por ejemplo los relacionados con la robotización de muchas producciones), pero hay una parte muy importante de esta transformación que surgirá de nuevos modelos de negocio (economía colaborativa, cambio del modelo energético, introducción de innovación tecnológica, etc.) e incluso de cambios profundos en las organizaciones (cambios en los valores, la jerarquía, la gestión del conocimiento, la gestión de las personas, el equilibrio entre objetivos de la empresa y las carreras profesionales, etc.).

Las nuevas empresas, más ágiles y con mejor adaptación a su entorno, así como el apoyo que se pueda ofrecer desde el sector público y empresarial para su crecimiento, serán factores claves para nuestro éxito en los próximos años.

¿Qué sabe del seguro de crédito y del papel que ha jugado en la crisis?

La gestión del riesgo es un aspecto importante en condiciones tan inestables como las actuales, sobre todo teniendo en cuenta que la internacionalización y la entrada en nuevos mercados es un proceso que requiere paciencia y mucha inversión, que puede no dar el resultado deseado.

En este sentido, disponer de instrumentos que puedan facilitar estos procesos siempre es un factor que puede ser de ayuda, aunque estos instrumentos también deben adaptarse a las necesidades y posibilidades de las nuevas empresas. En este caso, este tipo de productos también deben afrontar un proceso de innovación y cambio notable.

#Twecos es una iniciativa anual de Crédito y Caución para identificar de forma objetiva las cuentas personales más influyentes sobre conversación económica en la red social Twitter.  La comunidad está formada por tres círculos: los “#twecos 500″, que constituyen una amplia base de economistas, empresarios, académicos, analistas, dircom y periodistas especialmente activos en Twitter; el círculo intermedio de los “finalistas #twecos”,  compuesto por cuentas emergentes con niveles significativos de influencia; y las “cuentas #twecos”, que presentan niveles máximos de notoriedad y seguimiento.

 

Share on Google+1Share on Facebook0Share on LinkedIn42Tweet about this on Twitter
Joan Miquel Pique

Un comentario:

  1. Verdaderamente excelente!!!

    Responder
    Ernest Rolando