“Toda relación financiera de inversión o ahorro se basa en la confianza”, María Muñoz, asesora financiera de Andbank Private Bankers, analiza la situación financiera de España y la cultura de los españoles a este respecto. Entrevista realizada por Javier Labiano.

En su opinión, ¿ha aumentado la cultura financiera de los españoles en los últimos años?

Por desgracia, la cultura financiera del inversor o ahorrador español no ha aumentado. Lo que sí hay es más desconfianza, que se traduce en precaución, pero no en mayor cultura financiera. Algo que yo defiendo mucho en las redes sociales y en los medios de comunicación es que el cliente de banca y de productos financieros se involucre en sus ahorros e inversiones y tenga conocimientos, aunque sean básicos, de lo que se hace con su dinero y dónde se invierte.

¿Están bien asesorados los españoles en el ámbito patrimonial y financiero?

 Creo que se está haciendo un esfuerzo importante por parte de las entidades y las instituciones para que los españoles estén cada vez mejor asesorados. La entrada en vigor de MIFID II en 2018 es un ejemplo. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. Recientemente, el ministro Nadal decía que se estaba ofertando la última subasta de las renovables como productos de renta fija entre el cliente minorista. Esto es un ejemplo de que se continúan cometiendo errores.

Por otra parte, creo que los españoles son ahora más reacios o prudentes, y tienden a buscar una segunda opinión.

¿Y esa mayor cautela que tienen los españoles ahora la considera positiva?

La considero positiva en un primer impulso, pero a lo mejor es negativa porque también dudan de todo. Y entonces no saben distinguir entre quién les está asesorando bien y quién no. Hay que tener en cuenta que, en el tema de las inversiones y el ahorro, cualquier relación con una entidad financiera se basa en la confianza. Y ser precavido muchas veces significa ser desconfiado. Pero si la precaución viene acompañada de confianza y ánimo de aprender, entonces es buena.

¿Qué prioridades se plantea cuando comienza a asesorar a un cliente?

Cuando me siento con un cliente, lo primero que analizo es su perfil inversor y su perfil de riesgo. Si yo fuera un médico tendría un vademécum gordísimo para recetarle algo, pero necesitaría que me dijera qué le duele, qué molestias tiene o qué le preocupa. Para apuntar bien tengo que conocer el riesgo que está dispuesto a asumir, qué objetivo de rentabilidad se propone, qué le produce nerviosismo o con qué no podría dormir, qué necesidades de capital tiene en el corto plazo. En definitiva, a qué aspira, aunque obviamente todos van a decir que a no perder nada y a ganar mucho. Pero tú tienes que explicarles que para poder ganar tienen que asumir un riesgo: cuanto más quieran ganar, más riesgo han de asumir.

Hay que jugar con el máximo conocimiento del cliente y dejar claro que toda relación financiera de inversión o ahorro se basa en la confianza. A partir de ese momento, un cliente no te valorará tanto por el mayor o menor dinero que le has hecho ganar o perder, sino que por la confianza que ha tenido contigo.

¿Somos los españoles arriesgados o precavidos a la hora de invertir?

El español medio no es inversor, es ahorrador. Basta con ver los datos de los depósitos que aún quedan y que se están pagando al cero por ciento, porque es el precio al que está el dinero.

En 2018 entrará en vigor Mifid II, que va a poner al empleado de banca y entidades financieras en un nivel de estudios concreto y determinado. Éste tendrá que pasar determinados exámenes con un nivel de conocimientos explícitos para poder asesorar. Hasta ahora solo algunos profesionales de determinadas entidades financieras contamos con los títulos que acreditan esos conocimientos. Yo misma tengo el de asesora financiera del European Financial Advisor desde el 2007, pero es que Mifid II no lo exigirá hasta el 2018.

¿Qué consejos particulares daría a los inversores principiantes?

El primero es que ahorren algo, aunque en un corto espacio de tiempo apenas obtengan rentabilidad. Y en el momento en que tengan una cierta cantidad, que comiencen a invertir según el grado de riesgo y horizonte temporal de cada uno. Si eres una persona joven y quieres ese dinero para tu jubilación, no vas a necesitarlo en 20 o 30 años, por lo que puedes arriesgar más.

Siempre tienes que arriesgar la parte de la que puedas prescindir, jugarte aquello que puedas perder. Y en lo que no puedas perder, debes ser más conservador, para obtener rentabilidad sin arriesgar demasiado, asegurándote de que si pierdes algo podrás recuperarlo antes de que lo necesites. En definitiva, lo primero es ahorrar y después realizar las inversiones más arriesgadas con el dinero que no necesites para vivir. Y siempre teniendo en cuenta que has de diversificar.

¿Qué criterios deben seguirse en la elaboración de las carteras de inversión?

Primero el horizonte temporal, ver cuándo voy a necesitar el dinero. En segundo lugar, tener en cuenta el binomio rentabilidad-riesgo, saber cuánto quiero ganar para conocer cuánto debo y puedo asumir. Y en tercer lugar, la diversificación, que es un criterio básico. Tenemos un ejemplo de ello en la señora que acudió recientemente a su banco reclamando que había perdido un millón de euros y asegurando que era todo su capital. No puedes jugarte todo tu patrimonio en un único producto o en un único valor, porque de la noche a la mañana puedes perderlo todo.

¿Cómo están evolucionando en 2017 los mercados de deuda y renta variable?

Positivo para la renta variable y estancado para la renta fija, para el mercado de deuda, con la subida de tipos que ya hemos visto por segunda vez este año en Estados Unidos. El escenario ha cambiado por completo para los tipos de interés y, por lo tanto, para el mercado de deuda. En EE.UU. ya hay un cambio de ciclo y en Europa sabemos que no se van a bajar más los tipos, que lo siguiente va a ser una subida. No quiero decir con esto que sea a corto plazo, pero el escenario es totalmente distinto al de tiempo atrás. Por tanto, es más negativo para la renta fija y positivo para la variable.

Su cuenta de twitter es una de las imprescindibles para seguir la economía. ¿Qué papel están jugando las redes sociales en la difusión del conocimiento económico?

Mi opinión es que las redes sociales son una herramienta más de conocimiento y debemos aprovecharlas para profundizar, prodigando unos y aprendiendo otros, en esa cultura financiera en el país. Yo no me canso de intentarlo, aunque no todo el mundo me lea. Pero sí procuro acercar el mundo financiero, los conocimientos básicos de bolsa, los datos macro y la explicación de cómo afectan algunas situaciones a la economía de un país a través de esos 140 caracteres. Gracias a su instantaneidad y a haberse convertido en herramientas de consumo masivo, las redes sociales juegan a favor para promover esa cultura financiera.

Pero, según comentaba al principio de la entrevista, esa cultura financiera sigue sin aumentar entre los españoles… 

Ha aumentado para la gente que ha querido interesarse, pero creo que la cultura financiera debería ser una asignatura obligatoria desde el colegio. No me vale que me digan que está como optativa en el segundo grado del bachillerato. Desde que eres pequeño necesitas estar relacionado con conceptos básicos de lo que es el dinero para comprender que cuando tus padres te compran una piruleta es porque tienen dinero, y tienen dinero porque trabajan; y si a veces te dicen que no pueden comprarte algo es porque tienen que ahorrar. Los conceptos de ahorro, inversión o gasto deberían ser habituales desde la infancia e irse modulando conforme los niños se vayan haciendo mayores.

¿Qué sabe del seguro de crédito y del papel que ha jugado en la crisis?

El seguro de crédito ofrece una cobertura total. Desde el análisis de una compañía, protege la viabilidad del pago y nos permite evitar fraudes y, en último caso, cubrir impagos. Obviamente, durante la crisis su figura ha tenido una importancia vital.

#Twecos es una iniciativa anual de Crédito y Caución para identificar de forma objetiva las cuentas personales más influyentes sobre conversación económica en la red social Twitter.  La comunidad está formada por tres círculos: los “#twecos 500″, que constituyen una amplia base de economistas, empresarios, académicos, analistas, dircom y periodistas especialmente activos en Twitter; el círculo intermedio de los “finalistas #twecos”,  compuesto por cuentas emergentes con niveles significativos de influencia; y las “cuentas #twecos”, que presentan niveles máximos de notoriedad y seguimiento.

Post relacionados

01/12/2017

#Twecos: Iván Carrino

“La salida española de la crisis, con todos sus bemoles, ha sido responsable y...

1

21/11/2017

#Twecos: Daniel Lacalle

“Hay que continuar por la senda de crecimiento del sector exterior” Daniel Lacalle,...

0

07/11/2017

#Twecos: Margarita Rivas

“El riesgo también puede ser nuestro aliado, basta analizarlo, medirlo y...

2

02/11/2017

Marta García Aller: “La digitalización automatiza rutinas y las oficinas están llenas de ellas”

“Internet lo va a cambiar todo, de igual forma que la electricidad lo cambió en su...

0

Deja un comentario