Crédito y Caución ha difundido su último Country Report en el que posiciona a Marruecos como el principal socio comercial de España en la región de MENA (Oriente Medio y Norte de África), subrayando su alto potencial de crecimiento a medio plazo. Marruecos está apostando por reformas estructurales en su economía, potenciando la creación de un entorno de exenciones fiscales favorable a la atracción de inversión extranjera y desarrollando la industria manufacturera en sectores orientados a la exportación como la automoción, la aeronáutica y la electrónica.

Desde el año 2000, Marruecos ha incrementado un 70% el PIB por persona en términos reales, potenciando su competitividad internacional, debido a los bajos costes laborales y a la devaluación de la moneda. Sin embargo, los analistas de Crédito y Caución remarcan algunas debilidades importantes. La agricultura continúa siendo la base principal de la economía del país, con un 40% de la fuerza de trabajo. Se trata de un sector de gran volatilidad que genera un gran impacto en el consumo privado y la economía. Además, Marruecos también el vulnerable a la subida del precio del petróleo. El turismo, las exportaciones de automoción y las remesas, que generan la mayor parte de las divisas, dependen en gran medida del ciclo en Europa. La situación de bajo nivel educativo, los problemas de infraestructuras, la corrupción y las ineficiencias del mercado laboral continúan siendo obstáculos para el desarrollo del país.

Crédito y Caución prevé que durante el 2018 el crecimiento económico disminuirá ligeramente, debido a las condiciones climáticas desfavorables y a su impacto en la producción agrícola. A pesar de ello, continuará la expansión económica, que se mantiene gracias al desarrollo de los sectores de automoción, aeronáutica, químico, electrónica y turístico.

Durante el 2018 se espera que el déficit fiscal en Marruecos disminuya por debajo del 4% del PIB y que la deuda pública se estabilice alrededor del 75% del PIB en los próximos años. Se trata de una tasa elevada en comparación con otros mercados emergentes, es importante señalar el elevado gasto público debido a los subsidios y la inversión en infraestructuras. A pesar de ello, Marruecos mantiene un buen acceso a los mercados internacionales de la capital.

 

Post relacionados

13/11/2018

Las elecciones de medio mandato cambian el panorama económico

Por primera vez en una década, los demócratas han tomado el control de la Cámara de...

0

12/11/2018

Brasil se enfrenta a grandes retos a corto plazo

Brasil cierra un prolongado periodo de incertidumbre política tras la elección de su...

0

06/11/2018

Tres de cada cinco empresas en Europa occidental sufre retraso en sus pagos B2B

Debido al Brexit, a las políticas proteccionistas, impulsadas en su mayoría por Estados...

0

30/10/2018

Polonia se mantiene vulnerable ante las consecuencias del Brexit

Polonia se posiciona como una de las economías más expuestas de Europa del Este ante el...

0

Deja un comentario