Desde su nacimiento, la realidad virtual ha evolucionado hacia una tendencia enfocada, por lo general, al ocio. El sector más pionero a la hora de implantar este tipo de tecnología ha sido el de los videojuegos, sin embargo, a media que la realidad virtual avanza y ofrece nuevas posibilidades, otros sectores están empezando a apostar por ella.

Mediante la realidad virtual se pueden crear mundos o escenarios diseñados en 3D, a través de los cuales los usuarios pueden navegar utilizando unas gafas o sensores especializados. De esta forma, se combinan elementos reales con elementos digitales. El objetivo de esta tecnología es ofrecer escenarios cada vez mejor diseñados, para que la experiencia del usuario sea más realista. Sectores como la medicina o el turismo están apostando por esta tecnología para lograr sus objetivos y ofrecer nuevas experiencias a sus usuarios.

En el campo de la medicina, hace una década, investigadores de la Universidad de Washington y Seattle descubrieron que la realidad virtual podía servir para reducir el dolor físico. Mediante un experimento pudieron comprobar como un paciente con graves quemaduras sobrellevó mejor el dolor viendo dibujos animados y paisajes invernales a través de unas gafas especializadas. En el futuro este método se podría implementar en los hospitales, con el objetivo de conducir a los pacientes hacia estados placenteros que les distrajeran de su dolor.

El turismo es otro de los sectores que ya estudia amplias posibilidades para aplicar la realidad virtual a la mejora de sus servicios, como se pudo comprobar el Fitur. Fueron muchas las empresas que apostaron por esta tecnología para destacar en la feria de turismo. El turismo apuesta por viajeros hiperconectados, con la posibilidad de viajar en el tiempo de forma digital gracias a la realidad virtual, ofreciendo a los usuarios una información más completa y visual ante monumentos o escenarios históricos. En los hoteles, la aplicación de esta tecnología podría dar lugar a un servicio más personalizado para cada huésped, también resultaría muy útil en la búsqueda de alojamiento.

En pocos años, prácticamente todos los sectores habrán encontrado una utilidad a esta tecnología, y comenzarán a aplicarla en sus empresas. Será cuestión de tiempo descubrir hasta qué punto la realidad virtual puede cambiarnos la vida.

Post relacionados

25/07/2019

La multiculturalidad corporativa en la empresa

Los cambios sociales, el desarrollo del mundo occidental y del sector de las...

0

22/07/2019

A-Commerce: la revolución de la compra online

Para las marcas, en el plano digital, no sólo es importante captar la atención de sus...

0

18/07/2019

Nuevas formas de comunicación con dispositivos: la conversación entre el hombre y la máquina

Desde los inicios de la revolución tecnológica, la comunicación entre las personas y...

0

10/07/2019

La nueva era de las marcas blancas

Hace algunos años identificábamos las marcas blancas con aquellos productos de menor...

0

Deja un comentario