Crédito y Caución prevé que, debido al enfriamiento de la zona euro y a la demanda interna, el crecimiento del PIB de la República Checa se suavizará durante el 2018 y 2019, alcanzando tasas entorno al 3%, tras haber crecido un 4,5% en el pasado 2017. De forma reciente, el aumento de los salarios, la reducción de la tasa de desempleo y las condiciones crediticias favorables han impulsado el crecimiento del consumo privado en la República Checa. Del mismo modo, la competitividad del país a nivel internacional ha respaldado el crecimiento de las exportaciones.

En 2017, el banco central abandonó el techo del tipo de cambio de la corona frente al euro debido a los crecientes niveles de inflación y al sólido crecimiento económico. El límite se introdujo en el año 2013 con el objetivo de mejorar la competitividad del país, impulsar las exportaciones y contener las presiones deflacionarias. El aumento de los salarios y de los precios de las viviendas provocan el aumento de la inflación, lo que ha conducido a aumentos de forma gradual en los tipos de referencia, del 0,25% de hace un año al 1,25% actual.

A pesar de que la República Checa no debería tener problemas para adoptar el euro, dado que cumple con todos los criterios, sigue tratándose de un tema controvertido en la política checa. Por un lado, el crecimiento de los ingresos hace que las finanzas públicas sean sólidas. Por otro lado, la deuda pública representa solo un 32% del PIB y se espera que continúe disminuyendo. A pesar de ello, es poco probable que la adopción del euro se produzca en poco tiempo.

Aún teniendo en cuenta las previsiones favorables para esta economía, la aseguradora de crédito señala algunos riesgos a la baja. Es importante tener en cuenta la integración de la economía checa en las cadenas de valor internacional debido a su nivel de exportaciones, que representa más del 75% del PIB. Se trata de uno de los ratios más elevados de la Unión Europea. En este contexto, la República Checa es uno de los países más vulnerables a las pérdidas del comercio exterior, debido a la rápida apreciación del tipo de cambio, las caídas en la demanda externa a causa de la incertidumbre ante el Brexit, las disputas comerciales internacionales o una desaceleración repentina en la zona euro.

Post relacionados

23/01/2019

Hungría se enfrenta a la desaceleración de su crecimiento en 2019

Crédito y Caución ha difundido su último estudio, en el que destaca el elevado riesgo...

0

14/01/2019

El sector alimentario mantiene un buen desempeño global

Crédito y Caución ha difundido su último Market Monitor, en el que señala el buen...

0

09/01/2019

El 69% de las empresas españolas sufren algún tipo de impacto a causa de los impagos de sus clientes

El índice Crédito y Caución de Incumplimiento refleja un aumento interanual del 4% de...

0

08/01/2019

El 22% de las empresas españolas traslada la morosidad de sus cobros a sus pagos a proveedores

Crédito y Caución ha difundido su último Barómetro de Prácticas de Pago en el que ha...

0

Deja un comentario