El mundo no será el mismo después de la pandemia del coronavirus. Uno de los grandes cambios que estamos viviendo se centra en el protagonismo del teletrabajo en la vida de las empresas, inmersas en el mayor experimento colectivo de trabajo en remoto que ha vivido nunca nuestra sociedad en el que participan, de acuerdo con las estimaciones de Funcas, tres de cada diez trabajadores.

Posee tanto amantes como detractores, pero lo cierto es que el teletrabajo se ha convertido, en tiempos de coronavirus, en una realidad innegable. El confinamiento ha cambiado nuestros hábitos, y estamos aprendiendo a que no afecte a nuestra productividad. Para ello, hay ciertas claves que no debemos olvidar.

En primer lugar, hemos de recordar que la eficacia proviene de la disciplina. Es fundamental no descuidar el aspecto personal. Vestirnos para trabajar, como lo haríamos para ir a la oficina puede marcar la diferencia, además de ser extremadamente beneficioso para nuestra salud emocional, ya que evita tener la sensación de que nos pasamos el día encerrados.

Otro consejo al que suelen recurrir los expertos en la materia es la necesidad de trabajar, siempre que sea posible, en un espacio distinto al dormitorio. Separar el espacio físico de trabajo y el espacio de ocio puede ayudarnos a centrar nuestra atención en lo que verdaderamente estamos haciendo, y evitar distracciones.

Además, también resulta de especial importancia mantenernos fieles a nuestro horario de trabajo. A menudo, el teletrabajo se puede acabar traduciendo en largos descansos, que no haríamos en la oficina, con la consiguiente pérdida de la productividad. Mantener nuestro horario exactamente tal y como lo mantendríamos en la oficina contribuye a mantener nuestra rutina, tan necesaria estos días, y, además, mejorará nuestra eficacia.

Muchas empresas han realizado importantes esfuerzos tecnológicos para implantar entornos de teletrabajo tanto o más productivos que su entorno de trabajo tradicional. Por eso, es previsible que, tras el fin del estado de alarma, se incremente el porcentaje del 7,9% de los españoles que, según la última encuesta de población activa, trabaja en remoto. Trabajar desde casa reduce los tiempos de desplazamiento, genera un menor nivel de estrés en los trabajadores, incrementa la capacidad concentración (resulta innegable que las oficinas son, a menudo, espacios ruidosos), e incluso una cierta sensación de autonomía y libertad en los trabajadores, que resulta clave para su motivación personal y profesional.

Hemos de empezar a considerar al teletrabajo como lo que verdaderamente es: todo un reto profesional que nos permite mejorar a nivel personal.

Post relacionados

05/05/2020

El comercio online ante la nueva normalidad

La crisis del coronavirus ha obligado a casi todos los comercios a cerrar durante, al...

0

27/04/2020

Seguridad e higiene: nueva asignatura para la empresa en tiempos de COVID-19

El día a día en las empresas está condicionado desde hace semanas por el covid19....

0

22/04/2020

Edge Computing, ¿qué es y que puede aportar a las empresas?

Nuestros smartphones, smartwatches, ordenadores, tablets y demás dispositivos...

0

05/03/2020

Los datos también contaminan

Hace algunos años guardábamos nuestras pertenencias digitales en el disco duro del...

0

Comentarios

3

  • Rosa Maria Luque Encinas

    Efectivamente, si no llega a ser por este motivo, de crisis de pandemia, no habría tenido oportunidad de comprobar que es más productivo el teletrabajo que acudir al centro de trabajo, las casi 4 horas que necesito de desplazamiento, los 3 medios de transporte que tengo que coger para ello, se hace agotador, asi que ahora trabajo sin agotarme, sin estrés , en ocasiones no me doy cuenta que ha llegado mi horario para cerrar el ordenador…. y efectivamente y el tiempo lo dirá, realizo el mismo trabajo y consigo el mismo objetivo.
    Debería replantearse la posibilidad de continuar con el teletrabajo, aun cuando termine el tema de confinamiento

    Responder
    • Gracias por comentar Rosa María. Como apuntas, el tiempo dirá como evoluciona el teletrabajo en nuestro país.

      Responder
  • Maite Viñas

    Yo soy agente de seguros de Catalana Occidente, siendo autonomo, y tengo desde su inicio, ahora ya casi 5 años que empece esta carrera profesional, la oficina en casa, esto me ha dado siempre mas efectividad para poder llevar siempre el trabajo al dia, sin perder tiempos en llegar a la oficina, pudiendome preparar todas las reuniones para ir a visitar los clientes, evitando tiempos muertos.
    Es una forma muy satisfactoria para poder conciliar la vida laboral con la vida familiar. Muchas veces se dice que se pasan mas horas en el trabajo que en casa

    Responder

Deja un comentario