No hay duda de que el sector textil es uno de los más comprometidos en la batalla contra la COVID19. Debido a su conocimiento de la técnica a la hora de trabajar distintos tipos de tejidos, se trata de un gremio especialmente capacitado para ayudar en esta crisis. Hoy queremos hablar de una empresa que destaca en su aportación solidaria, debido no solo a ser de las primeras compañías en sumarse a la lucha, sino por las diferentes acciones llevadas a cabo en este sentido. Hablamos de Textil Santanderina.

Esta empresa afincada en Cantabria con presencia comercial en más de 30 países ha hecho de la solidaridad su bandera durante la crisis sanitaria: la puesta en marcha de un sistema de confección y distribución de mascarillas, partiendo de la producción de un tejido adecuado, con una amplia red de confeccionistas voluntarios, el apoyo de ayuntamientos y organizaciones, las cuales son esterilizadas antes de su distribución, han dado lugar al reparto de más de 130.000 unidades para abastecer a diferentes asociaciones, empresas, colaboradores y Administración del Estado

El tejido parte de una fibra que se produce a partir de una pulpa de origen vegetal, conocida en el mercado como TENCEL, 100% Lenzing Lyocell. Tras las fases de hilatura y de tejeduría de calada, el tejido pasa a su proceso de preparación, blanqueo y acabado, durante el cual es sometido a temperaturas de 170 grados y mediante el cual se le aplican una serie de productos químicos que le confieren unas excelentes prestaciones de repelencia, y cumplimiento de valores importantes de eficacia de la filtración bacteriana y de respirabilidad.

Además, conscientes de la escasez de medios de protección que ha afectado al país en la fase más virulenta de la crisis, Textil Santanderina ha colaborado unas 30 residencias de mayores de Cantabria, así como otras de Asturias y una amplia colaboración con asociaciones de la Comunidad de Madrid mediante la donación de tejido, para su propia confección de mascarillas.

A través de diversos vídeos breves  y otros documentos gráficos colgados de las redes sociales, la compañía ha ido ofreciendo un relato, sobre la producción de este tejido, así como de la preparación de kits de mascarillas esterilizadas, la amplia colaboración de voluntariado  y su proceso de entrega.

Post relacionados

27/05/2020

El altruismo de IML Reinventa protege la salud de 15.000 personas en tiempos de coronavirus

Más de 15.000 máscaras de protección facial para luchar contra el coronavirus. Es la...

0

26/05/2020

Replus y su aportación para aislar al coronavirus

Replus es una empresa afincada en Alicante que lleva 30 años en el negocio de la...

0

13/05/2020

Auxquimia se suma a batalla para la extinción del coronavirus

Hay que estar muy preparado para combatir el fuego. No es un adversario fácil. En...

0

07/05/2020

Verdú, la empresa murciana comprometida con la comunidad en tiempos de COVID-19

La localidad de Yecla, situada en la Región de Murcia, ha sido una de las áreas más...

0

Deja un comentario