“La internalización, la profesionalidad o el crecimiento en el número de empresas innovadoras son algunos de los aspectos en los que han evolucionado los empresarios españoles”. Antonio Argandoña, profesor emérito de Economía y Ética Empresarial del IESE, nos habla de la ética y la responsabilidad social corportativa en el panorama empresarial actual. Entrevista realizada por Javier Labiano.

¿Se ha puesto de moda la ética empresarial por los tiempos tan convulsos que hemos vivido en los últimos años?

Sí, en cierto modo es un tema que está de moda por las circunstancias del momento, pero no es una moda transitoria, sino que ha venido para quedarse. Hemos descubierto que se trata de un asunto muy importante, que hay que cuidar en cualquier empresa ahora, en el futuro y para siempre.

Usted ha dado clases sobre este tema durante varias décadas. ¿Podría explicarnos en qué consiste exactamente la ética empresarial?

La ética en una empresa es fundamentalmente comportarse bien, teniendo en cuenta sus necesidades a corto y largo plazo, las de sus clientes y proveedores, las de la comunidad local, empleados y sociedad en general. Es decir, comportarse teniendo en cuenta a los demás, el efecto que tiene en ellos cuando hace cualquier cosa. Por ejemplo, si está vendiendo un producto financiero sospechoso diciendo que es tan seguro como el mejor depósito de cualquier banco estará mintiendo al cliente y perjudicándole claramente. Evitar este tipo de actuaciones es comportarse de manera ética.

Pero, además, yo diría que actuar éticamente no es solo eso, sino también pensar en qué puede hacer para que sus clientes se beneficien lo máximo posible. Lógicamente, la empresa tiene derecho a ganar dinero y a desarrollar su negocio como quiera, pero también debe procurar que sus clientes obtengan el mayor beneficio posible.

De una limitación, restricción y prohibición, ahora hemos transformado la ética en algo positivo, en querer hacer cosas buenas por los demás. Y eso no supone que la empresa pierda dinero, ni mucho menos.

En su opinión, ¿ese cambio de actitud ha sido voluntario o ha venido obligado por los problemas empresariales y financieros de los últimos años?

Me temo que lo que algunas empresas han intentado, a veces, es hacer ver… Es decir, no comportarse mejor, sino hacer ver que se comportaban mejor. Pero yo creo que también hay muchas compañías que realmente están intentando hacerlo bien. Es verdad, que de vez en cuando todos podemos meter la pata, pero rectificamos y volvemos a empezar; cualquiera puede cometer un error.

Lo importante, en el fondo, es la actitud de querer comportarse como un buen profesional. Plantearse qué hace un buen directivo, empleado, ingeniero o técnico. Y querer ser uno de ellos. Es verdad que algunas veces esta actitud viene obligada por la necesidad de rectificar y pegar un golpe de timón en la empresa. Por ejemplo, cuando hay que reaccionar porque se han producido quejas, porque aparece un problema legal o porque se convoca una manifestación en la puerta de la fábrica.

¿Son las empresas que actúan con mejor conciencia las que más triunfan en el mercado?

Yo diría que sí, pero habría que matizar qué significa triunfar. Si triunfar quiere decir maximizar los beneficios a corto plazo y hacerse rico por encima de todo, entonces no.  Hay empresas muy rentables dedicadas al tráfico de drogas, la trata de emigrantes o la mafia, pero no son deseables para nadie.

La empresa ética es algo más que ganar dinero. Tiene que preocuparse por hacer una buena labor y prestar un buen servicio, por ser un lugar en el que a sus empleados les guste trabajar y donde sus clientes o inversores estén contentos y orgullosos de invertir su dinero.

¿Cómo se incentivan este tipo de comportamientos en las universidades y escuelas de negocios?

A estas alturas todas las universidades y escuelas de negocios del mundo han reaccionado ante esta necesidad. Otra cosa es que haya siempre un verdadero espíritu de intentar que los alumnos y participantes en los programas mejoren en este ámbito. Muchas veces las escuelas o universidades se preocupan sólo por lo que hay que hacer para que las consideren un buen centro, es decir, de nuevo la tentación de aparentar.

El problema con que podemos encontrarnos también es que, a veces, los profesores no siguen los criterios del centro. Por ejemplo, aunque haya unos magníficos cursos de ética y responsabilidad social, si el profesor de finanzas o marketing aconseja a sus alumnos que intenten hacerse ricos lo antes posible porque la vida es corta, olvidándose de todo lo demás, es algo que resulta enormemente dañino.

Según lo que comenta, ¿podríamos decir que la responsabilidad social corporativa se ha convertido en una cuestión de imagen o realmente las empresas están concienciadas de su importancia?

Las personas aprendemos la importancia de las cosas de diversas maneras y una de ellas es ésta. Porque me dicen que tengo que hacerlo, porque no me queda más remedio…. y entonces lo hago. Y, a partir de ahí, le EXPLICO a mi gente qué no tiene que hacer y cómo debe comportarse. Y me doy cuenta de que, de repente, empiezan a preocuparse por el medio ambiente, por la comunidad local donde tenemos la fábrica, etc. Y lo que, quizás, comenzó como una moda o una cuestión de imagen, se va convirtiendo poco a poco en una práctica habitual. Y, cada vez más, se juzga la responsabilidad de una empresa por sus efectos y resultados en todos los ámbitos.

Es verdad que muchas empresas han comenzado sus acciones responsables intentando mejorar su imagen, pero luego realmente han progresado correctamente y han mejorado mucho.

Además de este ámbito, ¿en qué otros aspectos han evolucionado los empresarios españoles en las últimas décadas?

La internacionalización es lo primero que se me ocurre. Además, el número de empresas innovadoras ha crecido bastante y sigue haciéndolo, y la profesionalidad también está aumentando. Hace años había mucha gente que no sabía dirigir una empresa, que no tenía ni idea de estrategia, financiación o marketing, mientras que ahora todo el mundo conoce cualquiera de estas áreas.

¿Qué sabe del seguro de crédito y del papel que ha jugado en la crisis?

El seguro de crédito ha tenido un papel importante en la recuperación de la economía española. Recordemos que la primera variable que se recupera después de la terrible caída del año 2008 y siguientes es la exportación. Las empresas necesitaban el seguro de crédito para que sus exportaciones, en un entorno tan inseguro y volátil como el que teníamos en 2010 y 2011, se pudieran recuperar.

El seguro de crédito da una gran confianza a las empresas, es un factor de seguridad y les aporta instrumentos para manejar la gestión financiera. Hemos dado un paso importante en todo esto y tenemos que continuar en este camino.

¿Cómo ve el panorama de la economía española en el segundo semestre de 2018?

La veo en buena marcha y yo suelo decir que en la economía hay mucha inercia. Si estás vendiendo sigues vendiendo, y si tus ventas caen, seguirán cayendo. Ahora, en un momento de recuperación económica, sin especiales nubarrones en el horizonte y cuando no es probable que haya una nueva crisis financiera, las perspectivas a corto plazo son buenas.

¿Quizás las variables internacionales puedan aportar más incertidumbre?

Sí, pero a las empresas ya les toca esto. Quiero decir, qué tienen que estar preparadas para afrontar las incertidumbres internacionales, para que por ejemplo sus ventas caigan de pronto un 10% en Estados Unidos por las políticas proteccionistas de Donald Trump y que al gerente no le pille por sorpresa.

¿Qué otras variables internacionales pueden influir?: ¿qué se rompa el euro? No es algo probable; ¿qué se produzca una crisis en algún país emergente? puede ser, pero sería una crisis local, que no nos afectaría mucho….

 

#twecos es una iniciativa anual de Crédito y Caución para identificar de forma objetiva las cuentas personales más influyentes sobre conversación económica en la red social Twitter.

Post relacionados

10/12/2018

#twecos: Manuel Llamas “El proteccionismo comercial es la gran amenaza económica”

“Es importante señalar que Europa se está quedando atrás en la revolución...

0

04/12/2018

#twecos: David Cano “Lo mejor del ciclo ha quedado atrás”

“En los últimos seis meses están apareciendo nubarrones, pero es casi imposible...

0

29/11/2018

#twecos: Luis Vicente Muñoz “España sigue siendo una economía con capacidad de sorprender”

“Si pensamos en algo que ha marcado mucho la evolución, ha sido nuestra incapacidad...

0

31/10/2018

#twecos: José Ramón Iturriaga “La palanca de crecimiento futuro va a seguir siendo el sector exterior y el consumo”

“La economía española seguirá creciendo por encima de la media europea y estando...

0

Deja un comentario