“El riesgo también puede ser nuestro aliado, basta analizarlo, medirlo y controlarlo”. Margarita Rivas, bróker, asesora financiera y consejera en Magerit Valor Sicav, aborda el panorama bursátil, la situación de los mercados financieros y su evolución a corto y medio plazo. Entrevista realizada por Javier Labiano

Usted lleva más de 25 años gestionando grandes patrimonios en el mundo bursátil. ¿Puede resumirnos en un párrafo cómo ha evolucionado España en este segmento?

Muchísimo. Yo creo que no tiene nada que ver cómo se gestiona ahora a cómo gestionábamos antes, aunque la esencia siga siendo la misma: rentabilizar el patrimonio. Lo que ocurre es que ahora los medios son muy diferentes. La tecnología y la globalización han contribuido enormemente a esta evolución; de alguna forma se han internacionalizado las inversiones con herramientas más sofisticadas, facilitando así una mayor diversificación, que es en definitiva la base de una buena gestión.

¿Puede darnos tres claves con las que un bróker puede ganarse la confianza de sus clientes?

Supongo que no será igual para todo el mundo. Ganarse la confianza de un cliente es difícil, puesto que el dinero por naturaleza es desconfiado. Normalmente los inversores se mueven por resultados anteriores, cosa absurda, porque rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Dicho esto, para mi las tres claves más importantes son honestidad, transparencia y experiencia.

Honestidad, siempre en primer lugar. No engañar a nadie. Ni cantos de sirenas, ni cortinas de humo, ni palabras huecas que luego no se pueden cumplir o el sueño de conquistar El Dorado y hacerse rico con un curso de trading, que es lamentablemente lo que abunda en el mercado y en las redes sociales.

La transparencia es fundamental para que nadie se sienta estafado con productos sofisticados que no entiende y, lo que es peor aún, desconoce sus consecuencias. Y experiencia porque es la madre de la ciencia.

¿Juega algún papel la intuición en el análisis de las inversiones?

En el análisis de las inversiones la intuición no juega ningún papel ni debe jugarlo. Un análisis es una foto estática de una empresa o situación determinada y debe ser frío y objetivo. Otra cosa es a la hora de tomar una decisión tras el análisis. Ese es el momento en el que entra en juego la intuición y será el factor determinante para posicionarnos.

No olvidemos que nosotros, aunque parezca lo contrario por lo que leemos en las redes sociales, no somos adivinos y no podemos saber con certeza qué va a pasar. Por esta razón hay que preguntar a la intuición y ella nos dará la respuesta. Ya lo dijo Einstein “la intuición es un don divino”.

Dicen que el que no arriesga no gana. Pero ¿en qué momento la precaución debe poner límites para evitar males mayores?

Particularmente me hace mucha gracia el término riesgo, porque cada uno lo vive de una forma diferente. Yo estoy acostumbrada a arriesgar, forma parte de mi trabajo y de mi forma de ser; pero no puedo pretender que nadie viva el riesgo como lo vivo yo. Además estoy entrenada para ello. Como suelo decir a mis clientes, también riesgo es vivir.

Naturalmente la ecuación rentabilidad sin riesgo no existe, todo lo demás que nos cuenten son libros de caballerías. El riesgo puede también ser perfectamente nuestro aliado, basta analizarlo, medirlo y controlarlo. A partir de ahí todo puede ser perfecto en la medida que cada uno esté dispuesto a asumir. La inversión en Bolsa debe ser siempre un traje a media, si te aprieta o te quita el sueño, no es tu talla. Con este símil queda bastante bien definido cuando hay que utilizar la precaución. Siempre dependerá de cada persona y sus circunstancias.

¿Cómo afectan los datos macroeconómicos coyunturales?

Los datos económicos, ya sean macro o micro, afectan de forma directa y puntual a los mercados. De la misma forma que afectan los conflictos geopolíticos. Pero los datos son cambiantes por completo, de la misma forma que la realidad es cambiante. También es cierto que los datos están tremendamente sujetos a interpretaciones. Cada persona los puede interpretar de diferente forma. Buenos datos se pueden interpretar como negativos y viceversa y esto es, en definitiva, lo que llega al mercado: la interpretación de los datos y cómo la masa trasforma esa interpretación en decisiones. Como diría Kostolany “un bolsista es un equilibrista que se adapta a las diferentes situaciones que se le presentan”.

Ya que hablamos de mercados financieros, ¿cómo cree que evolucionarán en los próximos meses?

No cabe duda de que estamos en una fase alcista de los mercados financieros, apoyada por la política expansiva de los bancos centrales. Las bolsas americanas hacen nuevos máximos cada día y las europeas también, a excepción del Ibex que tiene un conflicto doméstico que resolver. Esto no significa que esta situación se vaya a prolongar eternamente. Los datos macroeconómicos son buenos y el FMI está subiendo sus estimaciones de crecimiento para Europa; pero no sólo de buenos datos viven los mercados. Tenemos la actualidad plagada de incertidumbre política y si esta situación se prolonga mucho tiempo, los mercados pueden cambiar la tendencia rápidamente.

Por tanto, la evolución de los mercados financieros en los próximos meses va a depender, precisamente, de que se despejen las incertidumbres políticas, ya que el fondo del mercado es bueno y la tendencia alcista. Pero esto no es más que jugar a las adivinanzas.  Las opiniones pueden conducir a errores, los hechos no. Por tanto, lo más adecuado es no tratar de adivinar y adaptarse a las circunstancias del mercado en cada momento, ya que siempre nos puede sorprender.

A su juicio, ¿Cuál es la mejor forma de inversión?

El mejor vehículo de inversión como tal, es sin duda una sicav. Las ventajas de una sicav y, para mí su encanto, son su flexibilidad y versatilidad a la hora de invertir, pudiendo hacerlo en mercados nacionales e internacionales, en todo tipo de activos  (contado, derivados, bonos, divisa, commodities), facilitando así la diversificación. Por no hablar de la liquidez inmediata y de las ventajas fiscales.

A pesar de  la baja popularidad que tiene este vehículo de inversión, cuya leyenda negra lo cataloga como un mecanismo usado por los “ricos” para pagar menos impuestos, tengo que decir que es un producto absolutamente regulado y transparente. Naturalmente, y como todo en la vida, hay que saber elegir bien la sicav y el equipo gestor.

¿Qué sabe del seguro de crédito y del papel que ha jugado en la crisis?

Bueno el papel que ha jugado en la crisis ha sido fundamental, porque los seguros de crédito se han pensado precisamente para eso, para protegerse ante la morosidad. De manera que gracias a los seguros de crédito muchas empresas han logrado cubrir esos default y asegurado su supervivencia precisamente por eso.

 

#Twecos es una iniciativa anual de Crédito y Caución para identificar de forma objetiva las cuentas personales más influyentes sobre conversación económica en la red social Twitter.  La comunidad está formada por tres círculos: los “#twecos 500″, que constituyen una amplia base de economistas, empresarios, académicos, analistas, dircom y periodistas especialmente activos en Twitter; el círculo intermedio de los “finalistas #twecos”,  compuesto por cuentas emergentes con niveles significativos de influencia; y las “cuentas #twecos”, que presentan niveles máximos de notoriedad y seguimiento.

Post relacionados

01/12/2017

#Twecos: Iván Carrino

“La salida española de la crisis, con todos sus bemoles, ha sido responsable y...

1

21/11/2017

#Twecos: Daniel Lacalle

“Hay que continuar por la senda de crecimiento del sector exterior” Daniel Lacalle,...

0

02/11/2017

Marta García Aller: “La digitalización automatiza rutinas y las oficinas están llenas de ellas”

“Internet lo va a cambiar todo, de igual forma que la electricidad lo cambió en su...

0

17/10/2017

#TWECOS: Gonzalo Bernardos

“En España estamos viendo que la economía mejora pero los salarios no suben”...

0

Comentarios

2

  • Wenry Management

    Interesante, a pesar de desconocer ese producto, voy a intentar averiguar mas, y gracias por la exposición tan elocuente. Un saludo.

    Responder

Deja un comentario